lunes, 18 de mayo de 2009

Secuelas

.
Estoy mayor para estas cosas y cada vez me duran más los síntomas depresivo-agonicos tras una buena juerga. El Azkena no ha podido con nosotros pero yo estoy baldao y me da en la nariz que mis tres compañeros de viaje andarán por el estilo. No los he llamado, he pasado tres días con ellos, lo que incluye compartir una habitación de diez metros cuadrados que el último día olía como una cloaca de Chernobil, y aunque los echo de menos mi depresión y mi galbana hacen que aún no esté preparado para comentar la jugada. La jugada ha estado muy bien aunque los conciertos hayan dejado mucho que desear. Ya sabíamos que el cartel de este año era una ful pero yo al menos esperaba alguna sorpresa. La única mencionable ha sido la de Electric Eel Shock, un trío de japoneses que nos hicieron dar saltos y berrear la noche del viernes. Del resto de conciertos algunos me han entretenido y otros han sido curiosos pero no me han llegado donde te tienen que llegar para que te rompas el cuello con los cuernos en alto. Eso sí lo han conseguido los Djs. Horas y horas de clásicos del rock de ayer, hoy y siempre han deparado los mejores momentos de baile y jolgorio. Este año también me he caído pero he estado más espabilado que el año pasado y he parado el golpe con las manos en vez de con la cara.
.
Lo peor de todo es que la cerveza no emborrachaba. La puta “Modelo Especial” es pis o en el mejor de los casos agua.......o eso o tenemos que empezar a preocuparnos por la deriva que esta tomando nuestro sistema inmune…
.

kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

1 comentario:

NoNo dijo...

joder como suenan los japos... cuando un festival depende de un "dillei" solo puedes ponerte en lo peor...tal vez sea cierto lo del cambio climático de "Al Gore"... de hecho, alguien cuyo nombre suena a mafia y a gore... solo puede tener razón.